VISIÓN

La agudeza visual y otras funciones como la visión del color, la Estereopsis, sensibilidad al contraste, los movimientos oculares en conjunto impactan hasta en un 80% el desempeño de las personas en actividades de aprendizaje, deporte y ocupación. Una visión nítida y funcional permitirá al atleta desarrollar su práctica, relacionarse con su equipo y disfrutar el paisaje sin limitaciones. El uso de lentes con corrección óptica adecuados en ergonomía calidad óptica se hace indispensable.

SEGURIDAD

Cada año, las salas de emergencia tratan aproximadamente 33.000 lesiones oculares relacionadas con el deporte, casi todas prevenibles. El 40% de todas las lesiones oculares relacionadas con el deporte son en niños de 14 años o menos. El uso de lentes y armazones protectores certificados para temperaturas variables, impactos fuertes, movimientos bruscos que requieren reacción rápida del deportista son los indicados.

PROTECCIóN

Los niños reciben al año una exposición a los rayos ultravioleta 3 veces superior a la de los adultos. La posición a los rayos UV, acelera el proceso de envejecimiento, y esta exposición se va acumulando a lo largo de la vida, modificando estructuras del ojo, generando enfermedades como catarata, pterigio conjuntivitis crónica y hasta daños en la retina al igual que afectaciones en la piel del contorno de los ojos incluyendo los parpados.

DESEMPEÑO

La ciencia muestra que las habilidades cognitivas superiores brindan a los atletas de cualquier edad una ventaja competitiva que impacta en la capacidad de reacción. La visión juega un papel crucial en la toma de decisiones relacionadas con el movimiento. El entrenamiento de las habilidades visuales es complemento crucial de la formación física, mental y emocional del atleta, obteniendo resultados increíbles en su desempeño superior.

WhatsApp chat